Dinámico

Los micrófonos dinámicos tienen una construcción relativamente sencilla y por tanto son más asequibles y robustos. Pueden aceptar niveles de presión sonora extremadamente altos y raramente se ven afectados por niveles extremos de humedad o temperatura. Para captar el sonido, los micrófonos dinámicos usan un diafragma, una bobina de voz y un imán. La parte trasera del diafragma está unida a la bobina de voz, que está rodeada por un campo magnético. El sonido captado por el diafragma mueve la bobina de voz dentro de ese campo magnético y genera una señal eléctrica; esa señal es una representación eléctrica del sonido captado.